Modalidades de Violencia

Violencia en conflicto armado

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
image_pdfimage_print

Durante situaciones de conflicto armado se incrementa la violencia de género contra las mujeres, y una suerte de polarización de los roles de género. La más clara manifestación de esta violencia de género contra mujeres en el Perú ocurrió en el conflicto armado interno entre los años 1980 y 2000, en el que los agresores fueron tanto agentes de Estado como integrantes de los grupos subversivos, quienes cometieron actos de violencia sexual y abuso contra mujeres (violaciones sexuales además de embarazos forzados y abortos forzados) durante las incursiones en las zonas de emergencia así como durante las detenciones y los interrogatorios. Cabe señalar que, aunque en menor medida, los varones también fueron sometidos a violaciones sexuales y diversas formas de ultraje sexual en los interrogatorios[1]. (Plan Nacional contra la Violencia de Género 2016 – 2021).

El Informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR – 2004)[2], reconoció que la violencia durante el conflicto armado interno afectó a los hombres y a las mujeres de manera diferente, según sus posiciones sociales y roles de género. Las situaciones de desigualdad y discriminación, que existían antes del conflicto, se pueden encontrar en los crímenes y violaciones a los derechos humanos que se cometieron, los cuales, por el carácter sistemático y generalizado, se convierten en crímenes de lesa humanidad[3].

Asimismo, el Informe reconoce la existencia de la violencia basada en género contra la mujer, esto es, violencia específica contra las mujeres afectándolas en forma desproporcionada. En este sentido, el Informe de la CVR tiene el mérito de destacar la situación de invisibilidad de la experiencia femenina en el conflicto y de dar cuenta de la respuesta de las mujeres ante la violencia, explicando las estrategias de sobrevivencia que desarrollaron, tanto en lo individual como en las organizaciones locales.

Durante esta época de conflicto armado interno, se produjo un fenómeno llamado hipermasculinización, entendido como “la agudización del machismo preexistente en nuestra sociedad, que trajo consigo maltrato y sufrimiento en las poblaciones andinas, nos solamente de las mujeres, sino que incrementó la violencia en general. La hipermasculinización, exige sumisión de las mujeres y valor exagerado de parte de los varones, quienes no pueden expresar miedo, debilidad o sufrimiento, lo que también les trae a ellos dolor y frustración”[4].

Traducir »