Artículos

Educación con enfoque de género para combatir la violencia

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

¿Por qué es importante una educación con enfoque de género?

La educación es un medio muy importante para luchar contra la violencia, especialmente la violencia de género que tiene sus bases en creencias y estereotipos aprendidos. Son varios los espacios donde socializamos y nos formamos como personas, uno de los principales es la Escuela en sus diferentes niveles. Una educación con enfoque de igualdad de género es indispensable para combatir estereotipos como el machismo y para erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar.

Aplicar el enfoque de género favorece a la interiorización de los preceptos de respeto y empatía en niñas y niños, contribuye también a formar seres humanos respetuosos de las diferencias, de las minorías y de las poblaciones más vulnerables. En ese entender, la escuela, mediante su rol socializador y formador, ayuda a erradicar las prácticas sexistas y discriminadoras que ubican a las mujeres en una posición de desventaja frente a los hombres.

El enfoque de género en la educación, contribuye a trabajar de manera transversal otros enfoques, entre ellos el enfoque inclusivo, que promueve el respeto a las “diferencias culturales, sociales, étnicas, religiosas, de discapacidad o de estilos de aprendizaje”. Está articulado también al enfoque intercultural, orientado a la convivencia basada en el reconocimiento de la diversidad cultural y lingüística, eliminando todas las formas y manifestaciones racistas, las cuales se presentan frecuentemente de manera conectada con la discriminación por razones de género.

En ese entender, el Currículo Nacional de la Educación Básica del Ministerio de Educación, contempla estos enfoques y contiene las orientaciones para la formación de las y los estudiantes, con la finalidad de que se desenvuelvan de la mejor manera en su vida presente y futura.

Fuente : Ministerio de Educación

Resolución de la Corte Suprema y los argumentos presentados frente a la demanda sobre el Currículo Nacional

En el mes de enero del 2017, el Poder Judicial admitió una medida cautelar contra el Currículo Nacional de Educación Básica Regular del Ministerio de Educación, donde los demandantes argumentaban que este documento “trasgrede el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos en función a sus propias convicciones”. El 4 de abril del presente año, la Sala de Derecho Constitucional Permanente de la Corte Suprema resolvió el caso referente a la demanda presentada por el colectivo Padres en Acción respecto al enfoque de género, declarando infundada en todos sus extremos la mencionada demanda.

Los padres demandantes manifestaron su disconformidad a esta guía metodológica del MINEDU, especialmente en lo referente al enfoque de igualdad de género, el cual señala que “todas las personas independientemente de su identidad de género, tienen el mismo potencial para aprender y desarrollarse plenamente […] Si bien aquello que consideramos femenino y masculino se basa en una diferencia sexual, estas son nociones que vamos construyendo día a día, en nuestras interacciones”.1

La Corte Suprema indica que el enfoque de género es una herramienta de análisis que permite identificar los estereotipos, roles, espacios y atributos asignados a mujeres y hombres, y que la aplicación de este enfoque “impacta positivamente en la vida concreta” de las personas, en igualdad de oportunidades y sin discriminación alguna. Este enfoque pretende una igual valoración de las capacidades de mujeres y hombres, en una sociedad donde se ha demostrado que existen desigualdades de género.

El Estado Peruano mediante el Ministerio de Educación está dando cumplimiento a compromisos internacionales respecto a la prevención de la violencia y la discriminación, como la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Belén do Pará. Entre los argumentos de la Corte Suprema se menciona que el Currículo Nacional “no tiene como finalidad promover la enseñanza de otros géneros, sino antes bien, desaparecer esas brechas que aún persisten entre varón y mujer en la sociedad, para dar paso a una educación progresista basada en criterios de igualdad, tolerancia y no discriminación”.

Asimismo, señala que, “el enfoque de igualdad de género en la educación no significa sino la plasmación de los principios básicos del Estado Constitucional de Derecho, esto es, el respeto por la dignidad humana y el rechazo de toda forma de discriminación. Resulta vital que los ciudadanos del mañana sean educados bajo dichas concepciones”.

Respecto a la participación de los padres y madres, la Corte Suprema  reconoce la importancia de su participación en la educación de las hijas e hijos, sin embargo,  “no pueden reemplazar al Estado en sus funciones y competencias constitucionales, sino más bien que aquellos coadyuven a este, desde su posición privilegiada y propia de la esfera familiar” para alcanzar el objetivo común y lograr el desarrollo integral de los educandos y educandas, tomando siempre en consideración el interés superior del/a niño/a.

Currículo Nacional de la Educación Básica del Ministerio de Educación

http://www.minedu.gob.pe/curriculo/pdf/curriculo-nacional-de-la-educacion-basica.pdf

Enlaces:

1.ACCIÓN POPULAR EXPEDIENTE N° 23822 – 2017 LIMA

  • Elaborado por: Kaarina Valer Jaime

 

Escribir un comentario

Traducir »