Artículos

Consejo Directivo se reúne en última sesión del año

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

El Consejo Directivo del Observatorio Nacional contra las Mujeres y los Integrantes del Grupo Familiar, realizó el  19 de diciembre, su última sesión del año con el fin de revisar los avances en los 9 meses de funcionamiento, y plantear las acciones para el 2019.

Entre los avances destacaron el diagnóstico sobre los datos y registros administrativos producidos por las entidades públicas que conforman el Consejo Directivo del Observatorio Nacional, el taller para la integración y estandarización de registros administrativos que maneja cada entidad, la producción de contenidos para la plataforma web y la asistencia técnica a los gobiernos regionales para la creación de observatorios descentralizados.

Asimismo, se presentaron las propuestas de líneas de trabajo para el año 2019: continuar trabajando en la propuesta de estandarización con el fin de lograr la interoperabilidad, conformar un equipo técnico para el reporte de datos integrado por las entidades que participan en el Observatorio, incluir en los reportes estadísticas los diferentes tipos de violencia con el fin de lograr la valoración del riesgo.

Las propuestas corresponden a la función que tiene el Observatorio Nacional, de ser un espacio de información y transferencia de conocimiento, que produce información confiable y oportuna para diferentes públicos, en la modalidad de datos estadísticos, notas informativas, artículos, infografías. De esta manera, se busca fomentar la reflexión y debate sobre este tipo de violencia, con el fin de mantener el tema en la agenda pública y contribuir a reducir su ocurrencia.

La situación de violencia contra las mujeres en el Perú es una situación grave, así lo demuestran los registros del Ministerio de la Mujer: hasta noviembre ocurrieron 132 feminicidios en todo el país, 21% más que en el 2017, que fueron 109.  Muchos de los asesinatos violentos, realizados por la pareja sentimental, o expareja, en arranque de celos, o en el afán de retomar la relación. Los crímenes contra las mujeres se profundizan, y es necesario aumentar la capacidad de recolectar y analizar datos, que permiten identificar la magnitud y características de las diferentes formas en que expresa la violencia, así como el monitoreo y evaluación de las políticas para su prevención y erradicación.

Otro reto para el año 2019, es avanzar en investigaciones complementarias con la participación de universidades, Centros de Investigación y ONG con experiencia en el tema. Impulsar investigaciones con otras instituciones, publicaciones, lecciones aprendidas y políticas de prevención y control.

  • Elaborado por: Susana Zapata
Traducir »