Modalidades de Violencia

Trata de personas con fines de explotación sexual

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr
image_pdfimage_print

La trata de personas se define como: “la conducta dirigida a facilitar la captación, traslado, o retención de personas recurriendo a la violencia, la amenaza u otras formas de coacción, como: la privación de libertad, el fraude, el engaño, el abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad, la concesión o recepción de pagos o beneficios, con fines de explotación sexual, esclavitud sexual, explotación laboral, y extracción o tráfico de órganos o tejidos humanos[1].

En el caso de niños, niñas y adolescentes se considera trata incluso cuando no se recurre a ninguno de los medios antes descritos.

Las formas agravadas de trata de personas se presentan cuando:

  • El agente comete el hecho abusando del ejercicio de la función pública.
  • El agente es promotor, integrante o representante de una organización social, tutelar o empresarial, que aprovecha de esta condición y actividades para perpetrar este delito.
  • Exista pluralidad de víctimas;
  • La víctima tiene entre catorce y menos de dieciocho años de edad.
  • El agente es cónyuge, conviviente, adoptante, tutor, curador, pariente hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o tiene a la víctima a su cuidado por cualquier motivo o habitan en el mismo hogar.
  • El hecho es cometido por dos o más personas.
  • La víctima se encuentra en estado de gestación.
  • Se produzca la muerte, lesión grave o se ponga en inminente peligro la vida y la seguridad de la víctima.
  • La víctima es menor de catorce años de edad o padece, temporal o permanentemente, de alguna discapacidad física o mental.
  • El agente es parte de una organización criminal.

Descargar la infografía

  • [1] Ley n.° 28950, Ley Contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes
Traducir »