Category

Observatorio

Category

Observatorio aprueba sus documentos de gestión

En la Sala Moyano del MIMP, el 17 de mayo del 2018, los integrantes del Consejo Directivo del Observatorio nacional de la  violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar se reunieron para aprobar el reglamento interno de funcionamiento y su plan anual de trabajo. La sesión fue dirigida por la Presidenta del Consejo Directivo, Dra. Silva Loli Espinoza,  Viceministra de la Mujer del MIMP.  También  estuvieron presentes los representantes de las instituciones que integran el Consejo Directivo del Observatorio: Por el Poder Judicial, estuvieron  Elvia Barrios Alvarado y Marco Antonio Palomino Valencia,  del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Luis Miñan Valdivia, del Instituto Nacional de Estadística e Informática Dilcia Durand Carrión, del Ministerio de Salud Yuri Cutipe y María Elena Morante, del Ministerio del Interior  Silvia Arispe Bazán y  Claudia Rosas  Simas y del Ministerio Público Julisa Urbizagástegui . Por parte del MIMP estuvo como parte de  la Secretaría Técnica, Mery Vargas Cuno, Directora, de la Dirección General de Violencia de Género y su equipo de trabajo.

El Observatorio e un espacio de información y transferencia de conocimiento que tiene por finalidad monitorear, recolectar, producir y sistematizar datos e información acerca del cumplimiento de las políticas públicas y los compromisos internacionales asumidos por el Estado Peruano en materia de violencia de género.

Aprobación del reglamento

La propuesta de reglamento  fue  presentada por  Liliana Huayhua Palomino, Directora de la Dirección de Políticas para una Vida Libre de Violencia (DPVLP), quien enfatizó la importancia de  este documento de gestión y expresó  su agradecimiento a todos las instituciones que han brindado sus aportes.  El citado reglamento establece  un conjunto de responsabilidades  para el Consejo Directivo:

Principales funciones del Consejo Directivo

  • Coordinar y articular la remisión permanente de información que le sea solicitada.
  • Participar en equipos de trabajo temporales constituidos por el Consejo Directivo.
  • Colaborar con el funcionamiento del Observatorio Nacional desde sus instituciones;
  • Garantizar la recopilación y provisión de datos estadísticos e información de sus instituciones.
  • Coordinar la articulación interinstitucional para fortalecer las acciones del Observatorio Nacional.

El reglamento también establece que además de un miembro titular  se deberá contar con un miembro suplente a fin de asegurar la continuidad y sostenibilidad de los compromisos.  También establece que el Observatorio cuente con  equipo técnico de apoyo al Consejo Directivo.

Principales funciones del Equipo técnico

  • Proponer el plan anual de trabajo del Observatorio Nacional y elaborar el informe anual de su implementación.
  • Desarrollar las acciones de gestión e implementación de los planes y estrategias aprobadas por el Consejo Directivo.
  • Cumplir de los planes de trabajo en coordinación con entidades públicas o privadas (tales como acopio y validación de información, atender solicitudes de información de terceras personas, difusión del Observatorio en medios de comunicación, mantenimiento, actualización y monitoreo de la plataforma web, entre otros).
  • Brindar asistencia técnica a los gobiernos regionales para la implementación de sus respectivos observatorios.

El citado  equipo  técnico está  integrado por una coordinadora y cuatro especialistas en  cada una de las áreas estratégicas el Observatorio: Minería de datos,  Comunicación), Sistematización de Información y Soporte Web.

Aprobación del plan de trabajo

Teresa Viviano Llave, Coordinadora del Equipo Técnico  presentó  al Consejo Directivo del Observatorio  la propuesta final de plan de trabajo anual,  que aborda  procesos  referidos a potenciar la gestión interna, la trasferencia de conocimiento y la unificación de registros administrativos.  Los citados procesos se agrupan en cinco actividades que se detallan en el gráfico adjunto.

Plan Anual de Trabajo del Observatorio 2018

La sostenibilidad y fortalecimiento del observatorio forma parte de la gestión interna y tiene que ver con  el desarrollo eficiente de las sesiones, el desarrollo de capacidades del equipo técnico y la generación de herramientas internas para efectuar seguimiento y evaluar las competencias funcionales del Consejo Directivo.  Como parte de ello, se ha generado una sección de intranet para el Consejo Directivo, para optimizar los procesos  de coordinación.

Es también prioridad del Observatorio el posicionamiento web de la plataforma, de manera que sea fácilmente ubicado fácilmente por quienes buscan información.  Por ello, la producción de contenidos es vital y forma parte de un plan de contenidos que se orienta a  generar conocimiento para las víctimas,  operadores y operadoras de servicios, planificadores/as de políticas y medios de comunicación.  El portal web de Observatorio  también, continuará  en proceso de mejora de su interfaz gráfica, a fin de  mejorar la experiencia de los usuarios y usuarias.

Otro aspecto que ha priorizado el plan de trabajo es la estandarización de los registros administrativos,  es decir,  generar procesos para que la data producida por las instituciones públicas en materia de atención y prevención de la violencia pueda estar disponible para la población. Para ello se requiere contar con una estructura de datos común y que las rutinas de procesamiento, sistematización y publicación sean permanentes. El prime paso para lograrlo, es efectuar un diagnostico o levantamiento de información, para conocer el estado de los registros, identificar áreas criticas y dar recomendaciones a las instituciones generadoras de datos .

El Observatorio Nacional realizó su primera reunión de trabajo

La reunión estuvo presidida por Silvia Loli Espinoza, viceministra de la mujer del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, quien enfatizó la importancia del Observatorio como un espacio de producción y análisis de información de la violencia contra las mujeres y el grupo familiar. Asimismo, preciso la necesidad de optimizar la plataforma web, con el fin de que sus contenidos se sitúen en posiciones relevantes en los resultados de búsqueda y lleguen a la ciudadanía.

Participaron titulares y representantes de los sectores que conforman el Consejo Directivo: Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ministerio Público, Ministerio de Salud, Ministerio de Justicia, Ministerio del Interior, Poder Judicial y el Instituto Nacional de Estadística e Información. Además del equipo técnico que brinda apoyo a este Observatorio Nacional y está a cargo de la Dirección General de Violencia de Género.

Los y las participantes quienes señalaron diferentes puntos respecto a las funciones que le corresponde a cada organización que integra el Observatorio y el tipo de información que debe reportar. Como una preocupación principal, se precisó la importancia de colocar a los ciudadanos como el público principal, para que conozcan los servicios de atención y prevención de la violencia que brinda el Estado, cómo se accede a estos, dónde están ubicados y cuáles son los procedimientos; en tal sentido, los contenidos deben adecuarse a este público.

Asimismo, se mencionó la necesidad de priorizar las variables relacionadas a la violencia a ser trabajadas cada año, trabajo que debe ser liderado por el INEI, por ser el órgano central y rector del Sistema Estadístico Nacional.

Entre otras prioridades, se acordó la fecha de la próxima reunión en la que se realizará la instalación del Consejo Directivo.

Abril, 2018

Un potente sistema de datos es la principal fortaleza con la que inicia el Observatorio Nacional

{Play}. Además, como instrumento del Sistema Nacional para erradicar la violencia en el Perú, el Observatorio debe brindar insumos para el diseño, implementación y gestión de políticas públicas para erradicar la violencia de género, afirmó Romain Sabathier.

El experto francés que brindó asistencia técnica al Observatorio, a través del apoyo de Eurosocial (Programa de cooperación entre América Latina y la Unión Europea), se refirió al carácter sólido de los datos, la desagregación, mapeo de servicios, entre otra información que produce la Unidad de Generación de Información y Gestión de Conocimiento del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual (PNCVFS) del MIMP, la cual alimenta de manera importante al Observatorio. Tienen a su disposición un potente sistema de datos (fiables, periódicos, y con alto nivel de desagregación), precisó.

Además de los datos específicos sobre violencia que se sostienen en una estructura de datos estandarizada, el sistema de registros administrativos del PNCVFS, cuenta con: a)  rutinas de control de calidad que aseguran la confiabilidad, b) personal de registro capacitado y  c) una importante  de producción de reportes que están disponibles en el portal web. Esta información corresponde a los servicios de Línea 100, Chat 100, Centros Emergencia Mujer, Servicio de Atención Urgente, entre otros.

Cabe destacar, que la experiencia  de producción de datos del PNCVFS tuvo el reconocimiento DATOS ABIERTOS del Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2015, que organiza Ciudadanos Al Día.

caratula-1-informacion-para-decidir-mejor
Sistematización de la experiencia para implementar el sistema de registro e información estadística del PNCVFS

Sabathier, destacó también el alto nivel de profesionalismo y compromiso de los equipos del MIMP y de las instituciones involucradas: INEI, Ministerios Público, Ministerio del Interior, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Ministerio de Salud; por lo que finalmente consideró, que “si el Perú, logra desarrollar una comunicación oficial, amigable, moderna, sobre las políticas, los servicios y herramientas para enfrentar la violencia de género, este observatorio podría ser uno de los mejores en el mundo.

Abril, 2018

Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables destacó el avance el Observatorio Nacional de la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar

La flamante ministra Ana María Mendieta Trefogli, en su primer día de presentación ante los y las servidoras del MIMP, destacó el avance logrado por su antecesora Ana María Choquehuanca con relación al Observatorio Nacional de la Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar, durante la ceremonia de transferencia de cargo realizada en la sede central del Sector.

Entre las principales acciones de su gestión, anunció que dotará de recursos necesarios e impulsará la creación del Centro de Altos Estudios de Género. “Realizaremos todas las acciones necesarias para la erradicación de toda forma de violencia y la protección de nuestras poblaciones vulnerables”, afirmó.

Agrego  que desde el MIMP se trabajará por la igualdad de género, la prevención y atención de los casos de violencia familiar y sexual, y promoverá políticas a favor de las niñas, niños, adolescentes, personas adultas mayores y personas con habilidades diferentes.

“La desigualdad de la mujer demanda la adopción de diversas políticas orientadas a garantizar la autonomía de las mujeres en sus tres dimensiones: la física, la política y la económica; en tal sentido, continuaremos fortaleciendo estas tres áreas dentro del sector”, enfatizó.

Asimismo, dijo que fortalecerá y ampliará los programas y servicios sociales a cargo de MIMP como los Centros Emergencia Mujer (CEM), CEM en comisarías, Servicio de Atención Urgente (SAU), Casas de Acogida, Centros de Atención Integral (CAI) a través del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual (PNCVFS).

De igual manera, se desarrollarán acciones de sensibilización a través del Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (CONADIS).

Lima, 4 de abril de 2018.

MIMP Lanza Observatorio Nacional de la Violencia contra la Mujer e Integrantes del Grupo Familiar

{Play} con el objetivo de reunir en un solo espacio virtual información estadística de acceso público para el diseño, implementación y gestión de políticas para la prevención y erradicación de la violencia en el país.

La titular del sector, Ana María Choquehuanca, señaló que, bajo el sitio web  www.observatorioviolencia.pe, la ciudadanía puede acceder a data no solamente del MIMP, sino también del sector Salud, Justicia, Poder Judicial, Fiscalía de la Nación, Policía Nacional del Perú e INEI de forma simultánea.

“La realidad de la violencia contra las mujeres invita a reflexionar y considerar la necesidad de tener un medio para generar conciencia y acciones políticas. Este observatorio analizará y consolidará información a partir de los registros administrativos y estadísticos que producen otras instituciones y que forman parte de este proyecto”

En virtud de ello, aseguró que el observatorio sistematizará fuentes de información para mostrar patrones de comportamiento, segmentación de usuarios, perfiles, patrones de datos que revelen tendencias y sobre todo, modelos predictivos para una eficaz prevención de la violencia de género,  puntualizó.

El citado  Observatorio  cuenta además con un centro de operaciones ubicado en  el piso 8 de las instalaciones del Ministerio del MIMP (Jr Camaná 616)

Datos:

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES), en el año 2016, el 68,2% de las mujeres alguna vez unidas sufrieron algún tipo de violencia por parte del esposo o compañero, según cifras del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual en el año 2016, ocurrieron 124 casos feminicidio y 258 tentativas.  En el año 2017, 121 mujeres fueron víctimas feminicidio y 247 de tentativas En lo que va del año 2018, 22 mujeres han sido víctimas de feminicidio y 66 de tentativas.

 Lima, 31 de marzo de 2018

Especialistas se reúnen para mejorar el diseño del Observatorio Nacional de la Violencia contra las Mujeres

{Play}, el MIMP realizó una reunión con expertos nacionales e internacionales, en la que se presentó los avances  de la misma. Las exposición estuvo a cargo de Liliana Huayhua, Directora de la Dirección de Políticas para una Vida Libre de Violencia de la Dirección General Contra la Violencia de Género del MIMP y de Teresa Viviano, especialista en gestión del conocimiento del MIMP.

El Observatorio es un mandato de la Ley N° 30364  como un sistema que brinde insumos para el diseño, implementación y gestión de políticas públicas para la erradicación de la violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, en tal sentido, los aportes que provengan de especialista y usuarios, son necesarios e importantes.

El MIMP como el sector que preside el Sistema Nacional para la prevención de la violencia contra la mujeres y los integrantes del Grupo Familiar apuesta por una herramienta que no solo registre datos, sino también, que analice información a partir de los registros administrativos y estadísticos que producen otras instituciones y de los sectores que participan en el Observatorio (Ministerio del Interior, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Ministerio de Salud, Poder Judicial, Ministerio Público, Instituto Nacional de Estadística e Informática).

Reunion expertos
Equipo de expertos y expertas del MIMP y Euro Social que brindaron aportes para el Observatorio Nacional contra la violencia hacia las mujeres y los integrantes del grupo familiar

En la reunión se compartieron también experiencias exitosas desarrolladas en España, Francia y Argentina, y se recibieron los aportes de los especialistas María Andrea Voria, Doctora en Sociología por la Universidad Autónoma de Barcelona y Romain Sabathier de la Universidad Paris Sorbonne y de la Université Pierre-et-Marie-Curie (UPMC).

Es necesario señalar que el Observatorio se desarrolla con el apoyo y asesoramiento de EUROSocial, programa de cooperación entre América Latina y la Unión Europea.

Lima, 22 de marzo de 2018

Adultos mayores recluidos por violación sexual a niñas, niños y adolescentes

Introducción

El día de ayer 24 de mayo del 2018, el Observatorio Nacional de Política Criminal (INDAGA) del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos presentó la publicación de un estudio denominado “Agresores sexuales. Antecedentes y trayectorias sexuales de adultos mayores recluidos por delitos sexuales”.

Del análisis realizado se puede vislumbrar que, si bien los agresores de violencia sexual no tienen un único patrón, existen ciertos patrones similares en sus antecedentes, contextos de socialización y factores de su sexualidad relacionado con sus ideas de género, identificados en el estudio. Por el contrario, se evidencia un patrón común referido a la víctima, que tiene que ver con la cercanía al agresor y con el grupo de edad de las víctimas. Quiere decir que, la mayor parte de las víctimas son del entorno cercano al agresor y pertenecen a la población más vulnerable como son las niñas, niños, adolescentes y mujeres jóvenes.

Metodología

La investigación es un estudio cualitativo y exploratorio con once (11) entrevistas a profundidad que revela que, entre los agresores que purgan condena por delito de violación sexual y violación sexual a menores, hay una población relativamente alta de hombres de 60 años a más, que corrobora nuestra noción de que el machismo tiene un rol importante en el fenómeno de la violación cuya máxima expresión se centra en la desvalorización a las mujeres como responsables de los males que sufren los hombres que incluye, como no, su encarcelación, lo que nos refiere a la internalización de los mandatos del modelo masculino desde la visión patriarcal, que emplaza a los hombres a usar la violencia física o la violencia sexual como un medio para reafirmar su masculinidad.

 Agresores Sexuales

Hallazgos

En cuanto al entorno social de estos sujetos, predominan quienes provienen de entornos familiares violentos con relaciones disfuncionales y contextos de precariedad, maltrato infantil, negligencia y abandono, con problemas de socialización, presencia de consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas, configuración de

nuevos entornos familiares con los mismos patrones familiares que contribuye al enquistamiento de la violencia en el sistema y el consiguiente costo social en el círculo de la pobreza, pero cabe resaltar que también hay un grupo de violadores que ostentan una mejor condición social,  lo cual nos indica que la pobreza y las condiciones sociales adversas no son un determinante social y condición para que un agresor abuse sexualmente de su víctima.

Está claro que las violaciones sexuales están vinculadas en gran medida a las relaciones asimétricas de poder que ejercen los hombres contra las mujeres en el afán del establecimiento de un orden social con prevalencia de actitudes machistas y sexistas que encasillan a las mujeres y hombres en roles de género distintivos y basados en la desigualdad, reafirmando de esta manera la configuración dominante de prácticas que alimentan a la idea de la existencia de la masculinidad hegemónica y superior.

Desde esta práctica, la explicación para la existencia de agresores que ejercen violencia sexual a mujeres y sobre todo a niñas, niños y adolescentes es precisamente responder a ese mandato, en la necesidad del reconocimiento de su “hombría” que junto con su necesidad de restituir el orden que entienden como establecido, puede incluir las violaciones sexuales como parte de su reafirmación masculina. Otro motivo que les impulsa a la agresión sexual es la necesidad de escalar una posición de poder frente a la pérdida de su estatus debido a la brecha generacional que le da su edad. Otros hallazgos específicos que aporta la investigación a la caracterización del agresor son: el apego a la madre, el fuerte compromiso y ética laboral y el logro de los agresores en una posición de poder, autoridad y control como maestros, dirigentes sociales, empresarios y ex militares, en su mayoría.

El estudio aporta al entendimiento del cómo y porqué ocurren las violaciones sexuales ejecutadas por hombres adultos mayores y expone hasta dos modelos de interpretación del problema: en el primer modelo se pone de manifiesto el fuerte compromiso de estos agresores por mantener el statu quo del patriarcado que conlleva a la desvalorización de la cultura juvenil y en especial de las mujeres que en su supuesto, transgreden las normas tradicionales morales que, junto con sus frustraciones por su no realización de los ideales masculinos debido a su edad avanzada, agreden sexualmente cuando encuentran oportunidad de una víctima con rasgos de vulnerabilidad personal o en circunstancias de desprotección social.

El segundo modelo refiere la pulsión sexual irrefrenable del agresor como su principal motivación para agredir sexualmente, asociada a una disfuncionalidad o patología derivada de las funciones hormonales, aunque en los dos modelos se asocie la concurrencia de los factores sociales, ideológicos, individuales y contextuales del agresor.

Conclusiones

La existencia de población adulta mayor como agresores sexuales del delito de violación, emplaza la necesidad del desarrollo de acciones educativas dirigidas a este grupo poblacional, así como el vacío de investigación en esta materia.

Los hallazgos, contribuyen al desarrollo de políticas públicas como respuesta a la atención especializada en el espectro de este tipo de violencia, así como también en la incorporación de medidas de prevención de delitos desde la educación social y en la identificación temprana de potenciales víctimas y agresores.

Traducir »